Oct 18

El puente según el diseño de Da Vinci

Leonardo da Vinci ( 1452 – 1519 ), un visionario para su tiempo. Fue a la vez a la vez anatomista, arquitecto, artista, botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista. Algo impensable en el mundo de hoy, donde creemos imprescindible estar especializado en una materia olvidándonos del resto.

A Leonardo le encargaron un enorme puente en el llamado Cuerno del Oro, sobre el Bósforo para unir dos ciudades, Constantinopla con Pera. Diseñó sobre papel una obra grandiosa que medía unos 240 metros de largo y que sería construida en su totalidad en piedra. Sin embargo el sultán turco de la época no lo vio claro por ser un diseño demasiado atrevido y arriesgado. No parecía que la estructura pudiera aguantar y por eso lo anuló. Nunca se construyó hasta este siglo.

El puente construido en Noruega

500 años después los noruegos se han atrevido con tan extraño diseño. Hoy se levanta en un pequeño pueblo a 35 km de Oslo. No es de piedra, sino de pino y acero. Está formado por 3 arcos: uno principal y dos laterales que se apoyan sobre el principal. Los arcos están fijados sobre dos grandes plataformas de hormigón.

Un diseño novedoso y atrevido para la época. Muchos pensaron que imposible de construir. Supongo que no habrá muchos más como él, porque no debe salir rentable su construcción ni fácil su estructura, pero hay que reconocer que es original.

Recomendar este artículo:
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • del.icio.us

8 Respuestas a “Un puente de Leonardo da Vinci”

  1. Manolo dijo:

    Escribes un artículo sobre Steve Jobs y le calificas como un visionario y ahora sobre Leonardo da Vinci que fue otro. Parece que nos quieres decir algo :)

  2. Alex dijo:

    Pues no Manolo, aunque es verdad que los dos fueron grandes visionarios que ayudaron al mundo a progresar mucho, te aseguro que ha sido pura coincidencia que escriba de los dos tan seguido. ;)

  3. Cardenio dijo:

    Me impresiona leer todas las disciplinas en las que se movía Leonardo. Hoy estamos obsesionados con la especialización y se nos olvida saber más de otras materias. ¡Cuántas veces he oído a gente decir, yo no hago eso porque no sé…! (…y no quiero aprender).

  4. Róber dijo:

    Por otro lado, si no fuera por la especialización, seguramente los señores del puente de Oslo no se habrían atrevido a hacer este diseño y no habrían sabido cómo ahorrar material en su construcción (fijaos que han eliminado los pequeños puentes de arco y el puente grande no lo han hecho entero, sino que son solo cuatro soportes). O sea, les ha salido más barato construirlo por el ahorro de material (usan menos, y más barato que la piedra) y encima han podido demostrar al promotor que el puente es viable (cosa que da Vinci no pudo hacer). ;)

    Otra cosa que no hay que olvidar es que los conocimientos de ingeniería, física, matemática, etc. de aquella época no son los de ahora. Sin querer quitarle el mérito a Da Vinci, que lo tiene (y mucho) por haberse esforzado en tocar todos esos temas cuando otros no lo hicieron, creo que un buen alumno de instituto acaba sabiendo casi tanto como él entonces (bueno, del instituto de hace años, no sé los de ahora :lol: ).

  5. Tricholoma dijo:

    Muy bonito el diseno de Leonardo. Supongo que el gran arco central fue lo que inquietó al sultán de la época ya que parece de gran envergadura en un puente de 240 metros de largo… Alex, sabes si el puente de Noruega es tan largo?

  6. Alex dijo:

    Tricholoma, el puente de Oslo es de 100 metros de longitud.

    Róber, es posible que un estudiante de instituto tenga más conocimientos que Leonardo, pero lo que no se suele dar en la humanidad es que alguien con pocos recursos o con los medios de su época, innove, descubra e invente. Por eso admiramos a Leonardo, Arquímedes y otros visionarios de nuestra civilización. Por hacernos avanzar más allá de los conocimientos existentes.

  7. Félix dijo:

    El conocimiento es una actitud, una forma de vivir, de difrutar de la vida. Al que tiene esa actitud no le importa la materia del conocimiento. Trata de conocerlo y explicarlo todo hasta el final. Solo rechaza lo vacío. Leonardo poseía la actitud del conocimiento.

  8. Róber dijo:

    En eso tienes toda la razón, Alex: la gente que hace avanzar la civilización y el conocimiento se merece toda nuestra admiración.

    Pero en mi comentario no me refiero a eso, sino a que suele decirse que cierta personalidad de la antigüedad sabía mucho sobre la tira de temas, y que la especialización no es tan buena como la pintan…
    Lo que quería poner de relieve mi comentario (parece que no lo hice bien :) ) es que, realmente, todos tenemos conocimientos tan variados como Aristóteles en el momento en que salimos del instituto (o incluso antes), pues sabemos de música, biología, matemáticas, literatura, filosofía, latín, historia, geografía, idiomas, … Pero a partir de ahí, creo que con acierto, nos especializamos en una sola ciencia (algunos, todavía, en varias) para lograr un nivel mayor de conocimiento en uno o varios puntos de esa ciencia (cosa que sería imposible hacer con todo el conocimiento que la humanidad ha logrado amasar hasta ahora).

    Vamos, que si no fuera por la especialización, ahora mismo estoy seguro de que no tendríamos láseres, teléfonos que entienden lo que les decimos, estaciones espaciales internacionales, internet, …, ni tan siquiera coches, radios, cines, …

    Y por último, el hecho de estar especializado en un tema no significa que se vaya a olvidar el resto o no se pueda aprender más. Uno puede ser ingeniero industrial, abogado, o ama de casa, y sin embargo saber un poco sobre programar, componer música, dibujar, montar en bicicleta, los nombres de los pájaros de Europa, la serie de Fibonacci, las constelaciones, electrones emparejados, habeas corpus, fenoles, itchy bitsy spiders,… ;) No sabrá tanto como lo que sabe de su especialidad, pero saber, sabe. :D

preload preload preload